Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

El blog de Sueños de España

El blog de Sueños de España

Hace muchos años, cuando el idioma castellano entró en mi vida, empecé un maravilloso viaje que nunca acabará... Y tanto me gusta compartirlo con vosotros ! Gracias por seguirme, por participar, por dejar comentarios y leerme, y sobretodo, gracias por el amor y el cariño que les tenéis a nuestra bella España y a las culturas hispánicas.


Alhambra mía, te extraño tanto...

Publié par vero0576 sur 20 Novembre 2010, 15:20pm

Catégories : #Alhambra y Granada

Alhambra mía, te extraño tanto...

Febrero de 1991, casi tenía quince años. Un día de lluvia, a lo lejos una montaña, torres, murallas... Luego entrar en el misterio. Algo indescriptible, a cada paso la impresión de que me hundía, me sumergía en la Leyenda, en las lágrimas, en la sangre que por esos lugares mágicos corrieron. Nunca había tenido esa sensación de tocar con la punta de los dedos la Historia, de sentirla, respirarla... Y los jardines... Vagabundear escuchando sólo la música de la lluvia, la del agua, leyenda líquida que va corriendo por cada rinconcito y mantiene vivo el ensueño.

Luego llegó el momento de marcharme, un desgarro, como si un pedacito de mi alma se hubiera quedado allí, perdido entre los fantasmas de la Alhambra. Entonces a veces, para encontrarlo, basta con que cierre los ojos y sepa que allí me está esperando.

 

                                                     ****

 

Février 1991, j'avais bientôt quinze ans. Un jour de pluie, au loin, une montagne, des tours, des murailles... Puis l'entrée dans le mystère. Quelque chose d'indescriptible, à chaque pas l'impression d'être engloutie, submergée par la Légende, par les larmes, le sang versés en ces lieux magiques. Jamais je n'avais eu cette sensation de toucher du bout des doigts l'Histoire, de la sentir, de la respirer... Et les jardins... Errer avec pour seule musique le bruit de la pluie, celui de l'eau, légende liquide qui coule dans chaque recoin, continue à faire vivre ce rêve éveillé, émerveillé.

Puis le départ, un déchirement, comme si un peu de mon âme était resté là-bas, perdue parmi tous les fantômes de l'Alhambra. Alors parfois, pour la retrouver, il me suffit de fermer les yeux, et de savoir qu'elle m'y attend. 

Alhambra mía, te extraño tanto...
Alhambra mía, te extraño tanto...Alhambra mía, te extraño tanto...Alhambra mía, te extraño tanto...

« L'Alhambra ! l'Alhambra ! palais que les génies

Ont doré comme un rêve et rempli d'harmonies.

Forteresse aux créneaux festonnés et croulants

Où l'on entend la nuit de magiques syllabes,

Quand la lune, à travers les mille arceaux arabes,

Sème les murs de trèfles blancs. »

 

Victor Hugo - Extrait de « Les Orientales » XXXI (Grenade) du Livre III

 

 

 

Granada: Elegía humilde

 

Tu elegía, Granada, la dicen las estrellas

Que horadan desde el cielo, tu negro corazón.

La dice el horizonte perdido de tu vega,   

La repite solemne la yedra que se entrega

A la muda caricia del viejo torreón.

Tu elegía, Granada, es silencio herrumbroso

Un silencio ya muerto a fuerza de soñar.

Al quebrarse el encanto, tus venas desangraron

El aroma inmortal que los ríos llevaron

En burbujas de llanto hacia el sonoro mar.

El sonido del agua, es como un polvo viejo

Que cubre tus almenas, tus bosques, tus jardines,

Agua que es toda el alma de mil nieblas fundidas

Agua muerta que es sangre de tus torres heridas

Que convierte a las piedras en lirios y jazmines.

Hoy, Granada, te elevas ya muerta para siempre

En túmulo de nieve y mortaja de sol,

Esqueleto gigante de sultana gloriosa

Devorado por bosques de laureles y rosas

Ante quien vela y llora el poeta español.

Hoy, Granada, te elevas guardada por cipreses

(Llamas petrificadas de tu vieja pasión).

Partió ya de tu seno el naranjal de oro,

La palmera extasiada del África tesoro,

Sólo queda la nieve del agua y su canción.

Tus torres son ya sombras. Cenizas tus granitos

Pues te destruye el tiempo. La civilización

Pone sobre tu vientre sagrado su cabeza

Y ese vientre que estuvo preñado de fiereza,

Hoy aún muerto se opone a la profanación,

Tú que antaño tuviste los torrentes de rosas,

Tropeles de guerreros con banderas al viento,

Minaretes de mármol con turbantes de seda,

Colmenas musicales entre las alamedas

Y estanques como esfinges del agua al firmamento.

Tú que antaño tuviste manantiales de aroma

Donde bebieron regias caravanas de gente

Que te ofrendaba el ámbar a cambio de la plata

En cuyas riberas teñidas de escarlata

Las vieron con asombro los ojos del Oriente.

Tú, ciudad del ensueño y de la luna llena,

Que albergaste pasiones gigantescas de amor

Hoy ya muerta, reposas sobre rojas colinas

Teniendo entre las yedras añosas de tus ruinas

El acento doliente del dulce ruiseñor.

¿ Qué se fue de tus muros para siempre, Granada ?

Fue el perfume potente de tu raza encantada

Que dejando raudales de bruma te dejó:

¿ O acaso tu tristeza es tristeza nativa

Y desde que naciste aún sigues pensativa

Enredando tus torres al tiempo que pasó ?

Hoy ciudad melancólica del ciprés y del agua

En tus yedras añosas se detenga mi voz.

¡ Hunde tus torreones !

Hunde tu Alhambra vieja

Que ya marchita y rota sobre el monte se queja,

Queriendo dehojarse como marmórea flor.

Invaden con la sombra maciza tus ambientes

¡ Olvidan a la raza viril que te formó !

Y hoy que el hombre profana tu sepulcral encanto, 

Quiero que entre tus ruinas se adormezca mi canto

Como un pájaro herido por astral cazador.

 

Federico García Lorca, Poemas sueltos, 1918

Alhambra mía, te extraño tanto...

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents